El cuidado de tu automóvil no solo debe ser en el exterior, ya que los componentes del interior deben tener el mantenimiento adecuado para evitar malas experiencias.

Una de las piezas que más debemos cuidar es el motor, este debe ser tratado con cuidado para evitar el calentamiento, para ello, debemos utilizar un anticongelante.

¿Para qué sirve el anticongelante?
Protege al motor de altas y bajas temperaturas, garantizando que siempre se mantenga en la temperatura ideal
Mantiene el sistema de enfriamiento del motor libre de oxidación o corrosión
Ayuda a prevenir la formación de espuma
Reduce la temperatura del agua en el motor
Evitar que se evapore el agua del motor muy rápido

¿Cuántos tipos de anticongelante hay?
En el mercado hay dos tipos de anticongelante. Uno se puede combinar con agua para lograr la mezcla adecuada para el tipo de motor de tu vehículo. Y el otro tipo de anticongelante es el que ya viene diluido y con las dosis precisas.

¿Qué pasa si no lo utilizo o se me olvida cambiarlo?
Puedes tener grandes problemas, ya que hay grandes probabilidades que se dañe el motor, al calentarse de más.